Portada de un trabajo universitario PERFECTA

Cuando se realiza un trabajo universitario escrito es indispensable agregar una primera página que se adapte al concepto de la temática, pero que sea llamativa y pulcra. Muchas personas cometen el error de omitir por completo la portada y centrarse únicamente en el contenido. Aunque puede ser efectivo, se puede sacar una nota impecable si se logra reproducir una primera página perfecta. Es por ello que aquí se podrá conocer algunos consejos. ¡Encuentra materiales útiles de oficina en papelerias online!

¿Qué consideraciones tomar?

Para poder hacer una buena portada para un trabajo escrito, es necesario tomar en cuenta el contexto educacional en la que se está. Dependiendo de la carrera y la materia, elegir una tipografía apropiada, letras y diseño que vayan acorde, no solo con la temática, sino con el curso. Además, al estilo se le tiene que añadir tu propio toque personal para que se considere más llamativo.

Por supuesto, sin caer en las informalidades. Siempre hay que agregar detalles dentro del ámbito profesional, sin destacar debido a elementos erróneos de los que se hacen uso.

Seguir las pautas institucionales

Independientemente del trabajo que haya que hacer y de las ganas de destacar que se tengan, siempre hay que seguir los parámetros que han sido establecidos por la institución. Añadir los elementos que se consideran importantes en una portada según las normas de la universidad y, a partir de allí, proceder de una forma más adecuada.

De esta manera, es más fácil adaptarse para hacer la portada llamativa de una forma correcta y dentro de la normativa institucional.

Elementos de la portada de trabajo universitario

En los trabajos más grandes, como el Trabajo Final de Grado (TFG), la Tesis Doctora (TD) o el Trabajo Final Máster (TFM), siempre hay una planilla especialmente diseñada para cada curso o carrera. Todos ellos siguen más o menos las mismas reglas con respecto a la portada, como el nombre completo del trabajo, el nivel de trabajo o la posición, que normalmente centrado vertical y horizontal.

Adicional a ello, el nombre y apellido del autor, en muchas ocasiones se debe colocar el nombre del tutor o director. Sin embargo, es posible hacerlo de una forma innovadora y que pueda marcar la diferencia.

La importancia de la portada de un trabajo

La portada representa el primer vistazo al trabajo. Es un abreboca de lo que espera más adelante, por lo que poder hacer un resumen de todo ello de forma sencilla, pero explícita en la portada es un excelente método para hacerla llamativa. No necesariamente hay que aplicar elementos que sean impredecibles, simplemente se debe emplear lo que se permite dentro de la normativa de una forma innovadora y nueva para llamar la atención.

En pocas palabras, toda portada de un trabajo universitario debe ser impecable. Nunca hay que dejarla como el elemento menos importante, porque en realidad su relevancia es asombrosa. Por ello, poder hacer una portada perfecta debe ser uno de tus principales objetivos. Simplemente se deben seguir los consejos adecuados y adaptarlos al contexto en el que te encuentras.

Add a Comment